DICIEMBRE 2020 ­

Dermatitis atópica: diagnóstico y tratamiento

Winfred Frazier, MD, MPH y Namita Bhardwaj, MD, MS, University of Texas Medical Branch, Galveston, Texas

La dermatitis atópica (eccema atópico) es una enfermedad crónica de la piel con remisiones y recaídas, que afecta a una de cada 10 personas durante su vida. La dermatitis atópica es causada por una interacción compleja de regulación anómala inmunitaria, mutaciones en genes epidérmicos y factores ambientales que afectan la epidermis y causan lesiones cutáneas con prurito intenso. El rascado repetido desencadena un círculo vicioso de prurito-rascado, el cual tiene un impacto importante en la calidad de vida del paciente. La American Academy o Dermatology ha creado criterios diagnósticos sencillos basados en los síntomas y los hallazgos de la exploración física. La terapia de mantenimiento consiste en el uso abundante de emolientes y el baño diario con productos de limpieza corporal sin jabón. El uso de corticoesteroides tópicos es el tratamiento de primera línea para las exacerbaciones de la dermatitis atópica. Pimecrolimus y tacrolimus son inhibidores de la calcineurina que se utilizan en conjunción con los corticoesteroide como tratamiento de primera línea. La fototerapia ultravioleta es un tratamiento efectivo y seguro para la dermatitis atópica moderada a grave cuando los tratamientos de primera línea no son adecuados. No se recomiendan los antihistamínicos orales debido a que no reducen el prurito. Se carece de evidencia para apoyar el uso de medicina integrativa en el tratamiento de la dermatitis atópica. Los medicamentos más recientes aprobados por la U.S. Food and Drug Administration, como crisaborol y dupilumab, son efectivos en el tratamiento de la dermatitis atópica pero en la actualidad su costo es excesivo para la mayoría de los pacientes. (Am Fam Physician. 2020; 101(10):590-598. Copyright © 2020 American Academy of Family Physicians.)

La dermatitis atópica, o eccema atópico, es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel con remisiones y recaídas y una prevalencia de 10% durante la vida.1 La enfermedad se caracteriza principalmente por lesiones eritematosas, descamativas, pruriginosas, localizadas en las superficies de flexión. La dermatitis atópica afecta hasta 12% de los niños y 7.2% de los adultos, lo que provoca un requerimiento elevado de atención médica.2 Lo típico es que la dermatitis atópica empiece en la niñez, ya que 60% de los pacientes desarrolla la dermatitis atópica antes del año de edad y 90% a los cinco años de edad.3 Los niños que tienen el padecimiento tienen mayor probabilidad de desarrollar alergias alimentarias y ambientales (15 vs. 4%), asma (25 vs. 12%) y rinitis alérgica (34 vs. 14%), en comparación con los niños que no padecen dermatitis atópica.4 Los pacientes con dermatitis atópica tienen también mayor probabilidad de desarrollar infecciones de oído (27 vs. 22%), faringitis estreptocócica (8 vs. 3%) e infecciones de vías urinarias (8 vs. 3%).5

Fisiopatología

La patogenia de la dermatitis atópica es multifactorial, ya que comprende factores genéticos, inmunitarios y ambientales que afectan la epidermis.6 Los dos principales factores de riesgo que están implicados de manera constante en el desarrollo de la dermatitis atópica son antecedentes familiares de atopia y mutaciones en el gen de filagrina (FLG).7 El gen FLG permite la formación de profilagrina, que posteriormente se rompe formando monómero de filagrina. La falta de estos monómeros afecta la barrera epidérmica, lo cual permite que los alérgenos, irritantes y bacterias desencadenen una respuesta inmunitaria excesiva.3 El aumento de la expresión de interleucina 4 e interleucina-13 favorece aún más la respuesta inmunitaria de las células T auxiliares, lo que provoca el deterioro de la barrera de la piel.8

  Este contenido clínico sse ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: la Dra. Bhardwaj no tiene una relación formal con ninguna compañía farmacéutica que revelar. La autora y una base de datos pública revelaron una lista de alimentos y bebidas para crisabarol, aunque éste no fue un pago directo. El Dr. Frazier no tiene afiliaciones financieras relevantes.
Información para el paciente: en Ir_al_sitio, está disponible un folleto sobre este tópico.

Presentación clínica y diagnóstico diferencial

El prurito es el síntoma más frecuente y molesto de la dermatitis atópica, suele relacionarse con lesiones eritematosas, descamativas de diversas morfologías. El rascado repetido desencadena un círculo vicioso de prurito-rascado, lo cual tiene un impacto significativo en la calidad de vida del paciente.

La sintomatología y distribución de la dermatitis atópica depende de la edad de presentación en el paciente.9 Por lo general, la dermatitis atópica se presenta durante el primer año de vida con pápulas eritematosas o placas en la cara (en especial en las mejillas) cuero cabelludo, tronco y extremidades (Figura 1).

Figura 1

Lo típico es que la dermatitis atópica se presente durante el primer año de vida con pápulas eritematosas o placas en (A) la cara (en especial en las mejillas), cuero cabelludo y (B) el tronco y extremidades.

Lo típico es que los niños mayores se presenten con placas en

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos