DICIEMBRE 2020 ­

Biopsia endometrial: consejos y obstáculos

Pamela M. Williams, MD, Uniformed Services University of the Health Sciences, Bethesda, Maryland
Heidi L. Gaddey, MD, David Grant Medical Center, Travis Air Force Base, California

La biopsia endometrial es un método eficiente y seguro para evaluar el endometrio, por una variedad de indicaciones, siendo la más frecuente el sangrado uterino anormal y el sangrado posmenopáusico. La biopsia endometrial es altamente específica para diagnosticar hiperplasia atípica y cáncer endometrial en las mujeres posmenopáusicas. El embarazo es la única contraindicación absoluta para el procedimiento. La biopsia se realiza con una sonda de biopsia endometrial que se inserta a través del cérvix dentro de la cavidad uterina. Es posible administrar antiinflamatorios no esteroideos orales antes del procedimiento y lidocaína tópica aplicada al cérvix antes de iniciarlo, para reducir el dolor relacionado con el procedimiento. Debe colocarse una pinza de Pozzi sólo si se requiere para evitar la movilidad cervical o disminuir la angulación uterocervical ya que aumenta el dolor y prolonga los tiempos del procedimiento. El dolor tipo cólico es un efecto adverso frecuente, aunque las complicaciones graves son raras. Las pacientes deben referirse para evaluación más profunda si el procedimiento falla o se obtiene una muestra insuficiente. Se debe hacer una evaluación en las mujeres posmenopáusicas y las mujeres con síntomas persistentes o recurrentes, incluso cuando los resultados de la biopsia sean normales, ya que la toma de muestra ciega puede pasar por alto lesiones focales. (Am Fam Physician. 2020;101(9):551-556. Copyright © 2020 American Academy of Family Physicians.)

La biopsia endometrial es un método seguro, eficiente y rentable para evaluar el endometrio.1,2 Este procedimiento, que se hace en el consultorio, se realiza para la evaluación de un sangrado uterino anormal y sangrado posmenopáusico; la evaluación incluye también estudios de imagenología como ultrasonido transvaginal, sonohisterografía o histeroscopia.3,4 En las mujeres posmenopáusicas, una biopsia endometrial es 90% sensible para cáncer endometrial y 82% sensible para hiperplasia atípica; la especificidad es casi de 100% para ambos.5 Las mujeres premenopáusicas tienen resultados similares.6 En la actualidad el precio es razonable para este procedimiento.7

  Este contenido clínico sse ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes.
Información para el paciente:un folleto sobre este tópico, escrito por los autores de este artículo, está disponible en Ir_al_sitio

Indicaciones

Las mujeres premenopáusicas con sangrado uterino anormal que tienen 45 años de edad o mayores deben hacerse una biopsia endometrial como prueba de primera línea.8 Además, la biopsia se recomienda para mujeres menores de 45 años con sangrado uterino anormal y factores de riesgo de hiperplasia endometrial (Cuadro 1)8-10 tratamiento farmacológico fallido o síntomas de sangrado persistente.4,8

CUADRO 1
Factores de riesgo de hiperplasia y cáncer endometrial
- Edad > 50 años
- Diabetes mellitus
- Menarca temprana
- Hipertensión
- Infertilidad
- Menopausia tardía
- Nuliparidad
- Obesidad
- Antecedentes personales o familiares de neoplasia endometrial
- Síndrome de ovario poliquístico
- Uso de tamoxifén
- Patología tiroidea
Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos