ABRIL 2021 ­

Anafilaxia: diagnóstico y tratamiento

Matthew C. Pflipsen, MD, Uniformed Services University of the Health Sciences, Bethesda, Maryland
Karla M. Vega Colon, MD, Madigan Army Medical Center Family Medicine Residency Program, Tacoma, Washington

La anafilaxia es una reacción sistémica potencialmente mortal, que por lo general se presenta dentro de las primeras dos horas de la exposición a un alérgeno. La incidencia de anafilaxia en Estado Unidos es de 2.1 por cada 1,000 personas-año. La mayoría de las reacciones anafilácticas ocurre fuera del ámbito hospitalario. Los síntomas más frecuentes de la anafilaxia son urticaria, dificultad para respirar y tumefacción de las mucosas. Los desencadenantes más frecuentes son medicamentos, picaduras de insectos venenosos y alimentos; sin embargo, hasta en una quinta parte de los casos se presenta con desencadenantes no identificados. La coexistencia de asma, trastornos de células cebadas, edad avanzada, enfermedad cardiovascular subyacente, alergia a cacahuates y nueces, así como reacciones inducidas por fármacos se relacionan con reacciones anafilácticas graves o letales. Cuando el diagnóstico es incierto, se solicitan concentraciones séricas de triptasa, las que reflejan la desgranulación de las células cebadas. El tratamiento agudo de la anafilaxia comprende la eliminación del desencadenante; la administración temprana de epinefrina intramuscular; el tratamiento sintomático comprende cuidados de las vías aéreas del paciente, respiración y circulación; así como un periodo de observación en busca de posibles reacciones bifásicas. Sólo después de la administración de epinefrina deben considerarse medicamentos complementarios que incluyen antagonistas de histamina H1 y H2, corticoesteroides, agonistas beta2 y glucagon. Debe vigilarse a los pacientes en busca de reacción bifásica (es decir, recurrencia de anafilaxia sin reexposición al alérgeno) durante 4 a 12 horas, dependiendo de los factores de riesgo de anafilaxia grave. Después de la reacción anafiláctica, el tratamiento debe enfocarse en el desarrollo de un plan de urgencia, referencia a un alergólogo y educación del paciente sobre la evitación de los desencadenantes y el uso adecuado del autoinyector de epinefrina. (Am Fam Physician. 2020; 102(6): 355-362. Copyright © 2020 American Academy of Family Physicians.)

  Contenido adicional en Ir_al_sitio
Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes.
Información para el paciente: en Ir_al_sitio, está disponible un folleto sobre este tópico, escrito por los autores de este artículo.

La anafilaxia es una reacción alérgica grave que ocurre con rapidez y llega a ser mortal. La incidencia en Estados Unidos entre 2004 y 2016 fue de 2.1 por cada 1,000 años-persona y una cuarta parte de las reacciones anafilácticas ocurre en niños menores de 17 años de edad.1 La mayoría de las reacciones anafilácticas ocurre fuera del ámbito hospitalario (Cuadro 1),2,3 y la mayoría de los pacientes acude al departamento de urgencias o al hospital para su tratamiento.2,4 En Estados Unidos, la incidencia de anafilaxia tiene su frecuencia máxima en los niños entre los 2 y 12 años de edad y en adultos entre los 50 y 69 años de edad.1 Uno de cada 20 de todos los casos de anafilaxia requiere hospitalización;1,2 en Estados Unidos, las hospitalizaciones por anafilaxia han aumentado en forma continua a lo largo de los últimos 10 años.5 La cifra anual de muertes relacionadas con anafilaxia confirmadas en Estados Unidos varía de 186 a 225.5 La tasa de mortalidad promedio es de 0.3% para la mayoría de las hospitalizaciones o presentaciones al departamento de urgencias por anafilaxia.5 Los factores de riesgo de anafilaxia grave o mortal incluyen asma coexistente, trastornos de las células cebadas, edad mayor de 50 años, enfermedad cardiovascular subyacente, alergia a cacahuates y nueces, así como reacciones inducidas por fármacos.6

CUADRO 1
Los sitios más frecuentes en donde ocurren reacciones anafilácticas
Hogar 41 a 51%
Hospital o clínica médica 14%
Casa de familiares o amigos 7%
El lugar donde trabajan 6%
Restaurante 5 a 6%
Escuela 3 a 6%
Durante algún viaje 5%
Al aire libre 3%

Información de las referencias 2 y 3.

Fisiopatología

Existen dos tipos de reacciones anafilácticas; las mediadas por inmunoglobulina E (IgE) y las no inmunitarias (es decir, activación directa).11 La mayoría de los casos de anafilaxia son mediados por IgE en la cual los anticuerpos contra un alérgeno particular activan a las células cebadas y basófilos, lo que provoca desgranulación y liberación de una variedad de mediadores químicos. La anafilaxia no inmunitaria ocurre por activación directa de los receptores de las células cebadas y los basófilos o por activación mediada por el complemento. No es posible distinguir clínicamente entre los dos tipos, y el tratamiento es el mismo para ambos.11

¿QUÉ HAY DE NUEVO SOBRE ESTE TÓPICO?
Anafilaxia
Uno de cada 20 casos de anafilaxia requiere hospitalización; en Estados Unidos, las hospitalizaciones por anafilaxia han aumentado de manera constante a lo largo de los últimos 10 años.
En los niños, es más probable que se pasen por alto los síntomas gastrointestinales y respiratorios de anafilaxia. Sólo 55% de los profesionales de la salud reconoció la anafilaxia
Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos