MAYO 2021 ­

Gota: revisión rápida de la evidencia

Karl T. Clebak, MD; Ashley Morrison, MD; y Jason R. Croad, DO, Penn State Health Milton S. Hershey Medical Center, Hershey, Pennsylvania

La gota la causa el depósito de cristales de urato monosódico en las articulaciones y tejidos. Los factores de riesgo incluyen sexo masculino; obesidad; hipertensión; consumo de alcohol; uso de diuréticos; una dieta rica en carne y mariscos; nefropatía crónica; una dieta con alimentos y bebidas de alto contenido de fructosa; pertenecer a ciertos grupos étnicos entre los que se incluyen taiwaneses, isleños del Pacífico y maoríes de Nueva Zelanda; así como vivir en países de alto ingreso económico. La gota se caracteriza por tumefacción, dolor o dolorimiento a la palpación en una articulación o bolsa sinovial periféricas, que incluyen el desarrollo de un tofo. El diagnóstico de gota se hace utilizando varias reglas de pronóstico clínico validadas. Debe realizarse artrocentesis cuando exista la sospecha de la presencia de una articulación séptica subyacente; si el diagnóstico es incierto debe realizarse el análisis del líquido sinovial o el tofo. La colchicina, antiinflamatorios no esteroideos y corticoesteroides alivian el dolor en los adultos con episodios agudos de gota. Las indicaciones de terapia prolongada para disminuir el urato incluyen nefropatía crónica, dos o más exacerbaciones al año, urolitiasis, la presencia de tofos, artritis gotosa crónica y daño articular. Alopurinol y febuxostat se utilizan para prevenir las exacerbaciones, aunque febuxostat se relaciona con un aumento en la mortalidad cardiovascular y por toda causa, y por lo tanto no se recomienda de manera rutinaria. (Am Fam Physician. 2020; 102(9):533-538. Copyright © 2020 American Academy of Family Physicians.)
  Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes.
Informaci?n para el paciente: en Ir_al_sitio e Ir_al_sitio est?n disponibles folletos sobre este t?pico.

La gota, causada por el depósito de cristales de urato monosódico en las articulaciones y tejidos, se encuentra con frecuencia en la atención primaria. Este artículo proporciona una revisión de la evidencia orientada al paciente para guiar el diagnóstico y tratamiento de la gota.

Epidemiología

  • En los países occidentales de alto ingreso económico, la prevalencia de la gota es de 3 a 6% en los varones y de 1 a 3% en las mujeres1 En 2015 y 2016, la incidencia de la gota fue de 3.9% en los adultos estadounidenses (2.7% en mujeres y 5.2% en varones).2
  • La gota es poco frecuente antes de los 20 años de edad; la prevalencia aumenta en forma lineal hasta llegar a una meseta después de los 80 años de edad.3
  • Los factores de riesgo se resumen en el Cuadro 1.1-14
  • El consumo de alimentos ricos en purina es un factor de riesgo de gota. Éstos incluyen algunos pescados (p. ej., anchoas, sardinas, callo de hacha, mejillones) y carnes (p. ej., tocino, carne de res, hígado, pavo, ternera, venado). En Ir_al_sitio se encuentra un folleto sobre la dieta baja en purina.
  • La cerveza está relacionada con un aumento mayor del riesgo de gota, en comparación con vino o licores fuertes.14
  • El uso de diuréticos tiazídicos o de asa, así como tacrolimus está relacionado con un aumento de riesgo de gota.14
  • El consumo de dos o más refrescos endulzados con azúcar, por día, frutas con alto contenido de fructosa o cualquier jugo de fruta, se relaciona con un aumento del riesgo de gota en los varones. El consumo de refrescos dietéticos no parece aumentar el riesgo.14
CUADRO 1
Tratamiento de las urgencias oftalmológicas
Urgencia
Enfermedades concomitantes
Enfermedad cardiovascular
Diabetes mellitus Uso de diuréticos (de asa y tiazídicos)
Concentraciones elevadas de triglicéridos y colesterol
Hiperuricemia
Menopausia
Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos