JUNIO 2021 ­

Neuropatía periférica: evaluación y diagnóstico diferencial

Gregory Castelli, PharmD, BCPS, BC-ADM, University of Pittsburgh Medical Center St. Margaret, Pittsburgh, Pennsylvania
Krishna M. Desai, MD, Columbia University Medical Center, New York, New York
Rebecca E. Cantone, MD, Oregon Health and Science University, Portland, Oregon

La neuropatía periférica, un problema neurológico frecuente que enfrentan los médicos familiares, se clasifica clínicamente por el patrón anatómico de los síntomas de presentación y, si están indicados, los resultados de estudios electrodiagnósticos en busca de enfermedades axónicas y desmielinizantes. La prevalencia de la neuropatía periférica en la población general varía desde 1 hasta 7%, con tasas más altas en las personas mayores de 50 años de edad. Las causas identificables frecuentes incluyen diabetes mellitus, compresión o lesión nerviosa, consumo de alcohol, exposición a toxina, enfermedades hereditarias y deficiencias nutricionales. La neuropatía periférica es idiopática en 25 a 46% de los casos. El diagnóstico requiere una historia clínica completa, exploración física y exámenes de laboratorio ordenados en forma sensata. La neuropatía periférica temprana se presenta como alteraciones sensitivas que a menudo son progresivas, que incluyen pérdida sensitiva, entumecimiento, dolor o ardor en una distribución de “media y guante” en las extremidades. Las etapas tardías implican entumecimiento proximal, debilidad distal o atrofia. La exploración física debe incluir una evaluación completa neurológica y musculoesquelética. Si el sistema nervioso periférico se identifica como la fuente probable de los síntomas del paciente, la evaluación de etiologías subyacentes posibles debe inicialmente enfocarse en causas tratables. La evaluación de laboratorio incluye una biometría hemática completa; un perfil metabólico completo; concentración de glucosa en sangre en ayuno, de vitamina B12 y de hormona estimulante de la tiroides; y una electroforesis de proteínas séricas con inmunofijación. Si la evaluación inicial no es concluyente, debe considerarse la referencia a un neurólogo para estudios adicionales (p. ej., estudios electrodiagnósticos, ensayos de anticuerpos específicos, biopsia de nervio). El tratamiento de la neuropatía periférica se enfoca en el tratamiento de la etiología subyacente. Varias clases de medicamentos, que incluyen los gabapentinoides y antidepresivos que ayudan a aliviar el dolor neuropático. (Am Fam Physician. 2020; 102(12): 732-739. Copyright © 2020 American Academy of Family Physicians.)

La neuropatía periférica es uno de los problemas neurológicos más frecuentes que enfrentan los médicos familiares.1,2 La neuropatía periférica se clasifica clínicamente por el patrón anatómico de los síntomas de presentación y si están indicados, por los resultados de los estudios electrodiagnósticos de enfermedad axónica y desmielinizante.2,3 Los nervios periféricos consisten de fibras motoras, sensitivas y del sistema nervioso autónomo. Es importante diferenciar la neuropatía periférica de otros trastornos con presentaciones similares e identificar y abordar las posibles causas.

 

Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes

Epidemiología
La prevalencia de la neuropatía periférica en la población general varía desde 1 hasta 7%, con tasas más altas en las personas mayores de 50 años de edad.4,5 Las causas identificables más frecuentes de la neuropatía periférica incluyen diabetes mellitus, compresión o lesión del nervio, consumo de alcohol, exposición a toxina, enfermedades hereditarias y deficiencias nutricionales. La neuropatía periférica afecta a 25 a 50% de los pacientes con diabetes, dependiendo de los factores como la edad del paciente, el número de años con diabetes y el nivel de control de la diabetes.6,7 La neuropatía periférica es idiopática en 25 a 46% de los casos y es más frecuente entre mayor sea la edad del paciente.8,9

MEJORES PRÁCTICAS EN NEUROLOGÍA

Recomendaciones de la campaña Elegir de manera inteligente (Choosing Wisely Campaign)

Recomendación Organización patrocinadora

No ordenar un estudio de resonancia magnética de la columna o el cerebro en pacientes con sólo neuropatía periférica (sin signos o síntomas que indiquen un trastorno cerebral o de médula).

American Association of Neuromuscular and Electrodiagnostic Medicine
Fuente: para mayor información acerca de la Choosing Wisely Campaign, véase ir_al_sitio. Para citas de soporte y búsqueda de las recomendaciones de Choosing Wisely, relevantes para la atención primaria, ir_al_sitio

Evaluación
La fisiopatología de la neuropatía periférica es el resultado de lesión en fibras nerviosas de diámetro pequeño o grande. El daño ocurre en el cuerpo celular, el axón, la vaina de mielina o una combinación de éstos, lo que provoca síntomas como entumecimiento, hormigueo, dolor y debilidad.3,10 Las fibras nerviosas grandes median las funciones motora, sensitiva, de vibración y propiocepción. Las fibras nerviosas pequeñas median el dolor,

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos