AGOSTO 2021 ­

Asma difícil de tratar y grave: estrategias de tratamiento

Krishnan Narasimhan, MD, Howard University College of Medicine, Washington, District of Columbia

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica frecuente en Estados Unidos. Hasta 17% de los casos de asma se clasificaa como difíciles de tratar y 3.7% de éstos se considera grave. El asma no controlada se caracteriza por un mal control de los síntomas o exacerbaciones frecuentes. En el asma difícil de tratar, ésta no se controla a pesar del apego a la terapia con corticoesteroides inhalados en combinación con un segundo controlador, que se necesite un corticoesteroide oral para lograr el control, o que no se controla a pesar de la terapia con corticoesteroides. El asma grave es un subgrupo del asma difícil de tratar, en la cual la enfermedad no se controla a pesar del apego al tratamiento óptimo o empeora cuando se disminuye la terapia de alta intensidad. En los pacientes con asma difícil de tratar debe confirmarse el diagnóstico de asma y resolver los factores modificables y los padecimientos concomitantes. Debe implementarse un tratamiento de prueba adecuado con un corticoesteroide inhalado y un agonista beta de larga acción, con terapias adicionales no biológicas, como un agente muscarínico de larga acción o un antagonista del receptor de leucotrieno. La evaluación de asma grave implica la valoración del fenotipo del asma. La evidencia de inflamación de tipo 2 indica que el paciente tal vez se beneficie con los agentes biológicos más recientes. Los ejercicios de respiración mejoran la calidad de vida, los síntomas de asma, la función pulmonar y el número de exacerbaciones. La vitamina D y el complemento con soya no son eficaces. La termoplastía bronquial es una opción que es posible considerar si existe una respuesta inadecuada a las otras terapias. (Am Fam Physician. 2021; 103(5):286-290. Copyright © 2021 American Academy of Family Physicians).

Publicado en línea el 7 de diciembre de 2020

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica frecuente en Estados Unidos, que afecta a 40 millones de personas durante su vida.1 Los médicos de atención primaria atienden a la mayoría de los pacientes con asma, y 22% es tratado de forma regular por el especialista.2 Hasta 17% de los casos de asma se clasifica como difíciles de tratar, y 3.7% de éstos se considera como grave.3 El asma grave es la responsable de hasta el 60% del costo del asma.4 Los costos para las personas con asma grave son aproximadamente 1.7 a 5 veces mayores que los de las personas con asma leve.5 Los pacientes con asma grave presentan dificultades importantes en el trabajo, escuela, vida familiar y actividades.2

El asma difícil de tratar requiere una estrategia holística coordinada que aborde la enfermedad y su impacto sobre la vida de los pacientes. Avances recientes han ampliado las opciones terapéuticas. En un artículo previo en American Family Physician se analiza la clasificación de la gravedad del asma y los medicamentos para el asma crónica.6

Definiciones

El asma descontrolada se caracteriza por un mal control de los síntomas (uso frecuente de un inhalador de rescate, limitación de las actividades por el asma o despertares nocturnos debido al asma) o exacerbaciones frecuentes (dos o más cursos de corticoesteroides orales en 12 meses, o una o más hospitalizaciones relacionadas con el asma en 12 meses).7

 

Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor:

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos