OCTUBRE 2021 ­

Hipotiroidismo: diagnóstico y tratamiento

Stephen A. Wilson, MD, MPH, Boston University School of Medicine, Boston Medical Center, Boston, Massachusetts
Leah A. Stem, MD, MS y Richard D. Bruehlman, MD, University of Pittsburgh Medical Center St. Margaret Family Medicine
Residency Program, Pittsburgh, Pennsylvania

El hipotiroidismo clínico afecta a una de cada 300 personas en Estados Unidos, con una prevalencia más alta entre las pacientes del sexo femenino y los de edad avanzada. Los síntomas varían desde mínimos hasta potencialmente mortales (coma mixedematoso); los síntomas más frecuentes incluyen intolerancia al frío, fatiga, aumento de peso, piel seca, estreñimiento y cambios en la voz. Los signos y síntomas que indican disfunción tiroidea son inespecíficos y no diagnósticos, en especial en la presentación temprana de la enfermedad; por lo tanto, un diagnóstico se basa en las concentraciones de la hormona estimulante de la tiroides y la tiroxina libre. No existe evidencia de que sea favorable hacer detección en la población. El alivio de los síntomas y la normalización de las concentraciones de hormona estimulante de la tiroides se logran con la terapia de reemplazo con levotiroxina, iniciada con 1.5 a 1.8 mcg/kg/día. No se recomienda la adición de triyodotironina, incluso en pacientes con síntomas persistentes y concentraciones normales de hormona estimulante de la tiroides. Los pacientes mayores de 60 años o con cardiopatía isquémica sospechada o comprobada deben iniciar con una dosis más baja de levotiroxina (12.5 a 50 mcg/día). Las mujeres con hipotiroidismo que se embarazan deben aumentar 30% su dosis semanal hasta nueve dosis por semana (es decir, tomar una dosis extra dos veces por semana), seguida de una evaluación mensual y tratamiento. Los pacientes con síntomas persistentes después de dosificación adecuada de levotiroxina deben revaluarse en busca de otras causas de referencia. Es esencial el reconocimiento temprano y el tratamiento adecuado del coma mixedematoso. La mayoría de los pacientes con hipotiroidismo subclínico no se beneficia con el tratamiento a menos que la concentración de hormona estimulante de la tiroides sea mayor de 10 mUI/L o si está elevado el anticuerpo de la peroxidasa tiroidea. (Am Fam Physician. 2021;103(10):605-613. Copyright © 2021 American Academy of Family Physicians.)

El hipotiroidismo ocurre cuando la tiroides tiene una producción inadecuada de hormona tiroidea o existe una estimulación insuficiente del hipotálamo o la glándula hipófisis. Las causas incluyen una falla glandular primaria, en ocasiones es iatrogénica, transitoria o central (Cuadro 1).1-4 Las causas centrales, como las concentraciones bajas de hormona estimulante de la tiroides (TSH, thyroid-stimulating hormone) y de tiroxina libre (FT4, free thyroxine), son raras.

CUADRO 1
Causas de hipotiroidismo
Centrales (hipotalámicas o hipofisarias)
Concentraciones inadecuadamente normales o bajas de hormona estimulante de la tiroides a pesar de tener hormona tiroidea baja
Medicamentos (amiodarona, inhibidores de los puntos de revisión inmunitaria, interleucina-2, interferón-alfa, litio, inhibidores de la tirosina cinasa)* Tumor o trastorno hipofisario
Iatrogénicas
Tratamiento antihipertiroidismo (yodo radiactivo o medicamentos antitiroideos)* Radioterapia para el tratamiento de cánceres de cabeza y cuello *
Cirugía de tiroides*
Insuficiencia glandular primaria
Tiroiditis autoimmunitaria (tiroiditis de Hashimoto)†
Anomalías congénitas
Enfermedades infiltrativas
Deficiencia grave de yodo o exceso relativo‡
Transitorias
Tiroiditis posparto
Embarazo
Tiroiditis silenciosa
Tiroiditis subaguda
Tiroiditis relacionada con anticuerpos bloqueadores del receptor de hormona estimulante de la tiroides

*— Más frecuentes.
†— Las más frecuentes.
‡— Raras en Estados Unidos debido a que la sal de mesa es yodada. El yodo es un micronutriente necesario para producir las hormonas tiroideas, pero es la causa más frecuente de hipotiroidismo en muchas partes del mundo.

Información de las referencias 1 - 4.

El hipotiroidismo clínico ocurre en 0.3% de la población general estadounidense, con una mayor prevalencia en personas mayores de 65 años.5-7 Es siete veces más frecuente en mujeres que en varones (40 por cada 10,000 vs. seis de cada 10,000).8 Otros factores de riesgo incluyen la enfermedad autoinmunitaria (p. ej., diabetes mellitus tipo 1, enfermedad celiaca, atrofia gástrica autoinmunitaria, endocrinopatías autoinmunitarias múltiples), síndrome de Down y síndrome de Turner.2 El tabaquismo y el consumo moderado de alcohol disminuyen el riesgo de cáncer tiroideo y de hipotiroidismo.2,9 El hipotiroidismo contribuye a numerosos trastornos fisiológicos y metabólicos.

 

Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes
Información para el paciente: en ir_al_sitio. está disponible un folleto sobre este tópico.

Los signos y síntomas son inespecíficos y varían en las presentaciones individuales (Cuadro 2 y 3).1,3,10 El diagnóstico se basa en las concentraciones sanguíneas disminuidas de FT4, con la elevación correspondiente de las concentraciones de tirotropina (es decir, TSH) en las causas primarias (fuente tiroidea); la concentración de TSH es normal a baja en las causas secundarias (fuente hipofisaria) o terciarias (fuente hipotalámica). 5 El hipotiroidismo subclínico describe un estado de concentraciones normales de FT4 cuando la TSH está elevada. En este artículo se enfoca en el hipotiroidismo primario en adultos.

CUADRO 2
Hallazgos clínicos (signos) de hipotiroidismo
Bradicardia
Facies áspera
Deterioro cognitivo
Retraso en la fase de relajación de los reflejos tendinosos profundos
Hipertensión diastólica
Edema
Bocio
Ronquera
Hipotermia

Anomalías de laboratorio
 Anemia (normocítica)
 Proteína C-reactiva

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos