OCTUBRE 2021 ­

Implementación de revisiones efectivas de la AHRQ para el cuidado de la salud
Ayudar a los médicos a tomar mejores elecciones de tratamiento

Tratamientos farmacológicos no opioides para el dolor crónico

Puntos de aprendizaje por Tyler J. Raymond, DO, MPH, FAAFP; Kristen A. Tobin, MD;
y Tyler S. Rogers, MD, FAAFP, Madigan Army Medical Center, Tacoma, Washington

Problema clínico clave

¿Cuáles son los efectos de los fármacos no opioides sobre el dolor, la función y la calidad de vida en pacientes con tipos específicos de dolor crónico, y cuáles son los eventos adversos relacionados con estos fármacos?

Respuesta basada en evidencia

Las personas con dolor neuropático crónico y fibromialgia refirieron leve mejoría en el corto plazo, en cuanto al dolor y la función, con ciertos anticonvulsivantes y mejoría moderada en el corto plazo con ciertos antidepresivos (Fortaleza de la Recomendación [SOR, Strength of Recommendation]: B, basada en evidencia inconsistente o de calidad limitada, orientada al paciente). Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) produjeron mejoría leve de corto plazo en el dolor y la función, en los pacientes con artritis inflamatoria y osteoartritis. (SOR: B, basada en evidencia inconsistente o de calidad limitada, orientada al paciente). Los antidepresivos memantina y los inhibidores de la recaptura de serotonina-norepinefrina (SNRI, serotonin- norepinephrine reuptake inhibitor), fueron favorables en el término intermedio para el tratamiento de la fibromialgia. (SOR: B, basada en evidencia inconsistente o de calidad limitada, orientada al paciente). Los SNRI fueron favorables también para el tratamiento de la lumbalgia. (SOR: B, basada en evidencia inconsistente o de calidad limitada, orientada al paciente). La evidencia fue insuficiente para sacar conclusiones acerca de los efectos a largo plazo de cualquiera de los tratamientos.1

Puntos de aprendizaje para la práctica

La International Association for the Study of Pain define el dolor crónico como dolor constante o recurrente que tiene una duración más larga que el curso usual de una enfermedad o lesión agudas o más de tres a seis meses, y que afecta de manera adversa el bienestar.2 Una definición más simple es un dolor que persiste más allá del tiempo normal de curación.3 Las opciones de tratamiento incluyen tratamientos farmacológicos no opioides, terapia no farmacológica y opioides. Las directrices de los Centers for Disease Control and Prevention, afirman que cuando los beneficios superan a los riesgos, se prefieren las terapias farmacológicas no opioides y deben combinarse con terapia no farmacológica para reducir el dolor crónico y mejorar la función.4

La Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención a la Salud (AHRQ, Agency for Healthcare Research and Quality) lleva a cabo el Programa de Atención a la Salud Efectiva (Effective Health Care Program)

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos