MAYO 2022 ­

Artritis séptica: diagnóstico y tratamiento

John Scott Earwood, MD, Dwight D. Eisenhower Army Medical Center, Fort Gordon, Georgia; Uniformed Services University of the Health Sciences, Bethesda, Maryland
Tyler R. Walker, MD, 3rd Military Intelligence Battalion, Camp Humphreys, South Korea
Gregory J. C. Sue, DO, Dwight D. Eisenhower Army Medical Center, Fort Gordon, Georgia

La artritis séptica debe considerarse y diagnosticarse con prontitud en cualquier paciente que se presente con dolor articular atraumático agudo, tumefacción y fiebre. Los factores de riesgo de artritis séptica incluyen, edad mayor de 80 años, diabetes mellitus, artritis reumatoide, cirugía articular reciente, prótesis de cadera o rodilla, infección cutánea y uso de medicamento inmunosupresor. Un retraso en el diagnóstico y tratamiento llega a provocar morbilidad permanente y mortalidad. Los hallazgos de la exploración física y los marcadores séricos, que incluyen velocidad de sedimentación globular y proteína C reactiva, son útiles en el diagnóstico, pero son inespecíficos. Para confirmar el diagnóstico se requieren estudios de líquido sinovial. Los antecedentes y la tinción Gram ayudan a determinar la selección inicial de antibiótico. Staphylococcus aureus es el patógeno que se aísla con mayor frecuencia en la artritis séptica; sin embargo, en ocasiones otras bacterias, virus, hongos y micobacterias llegan a provocar la enfermedad. Una vez obtenido el líquido sinovial, debe iniciarse terapia antibiótica empírica si existe la preocupación de una artritis séptica. En la mayoría de los casos se administran antibióticos orales ya que no son inferiores a la terapia intravenosa. La duración total de la terapia va de dos a seis semanas; no obstante, ciertas infecciones requieren cursos más prolongados. La consideración de microorganismos como Neisseria gonorrhoeae, Borrelia burgdorferi, e infección micótica deben basarse en los hallazgos de la historia clínica y resultados de laboratorio. (Am Fam Physician. 2021;104(6):589-597. Copyright © 2021 American Academy of Family Physicians.)

La artritis séptica debe considerarse en adultos que se presentan con artritis monoarticular aguda. Un retraso en el diagnóstico y tratamiento de la artritis séptica provoca morbilidad permanente y mortalidad. La pérdida de hueso subcartilaginoso, destrucción del cartílago y disfunción articular permanente ocurre si no se inicia terapia antibiótica adecuada dentro de las primeras 24 a 48 horas del inicio.1 Se informa una incidencia de artritis séptica de cuatro a 29 casos por 100,000 personas-año, y el riesgo aumenta con la edad, el uso de medicamentos inmunosupresores y un estado socioeconómico bajo.2

 

Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes

La infección intraarticular suele ser monoarticular, aunque hasta 20% de los casos ocurre en múltiples articulaciones (oligoarticular [también denominada poliarticular]).1,3 Una articulación se infecta con mayor frecuencia por vía hematógena debido a bacteriemia. Los causantes más frecuentes son Staphylococcus aureus y especies de Streptococcus. La artritis séptica se diagnostica a través de pruebas de laboratorio, en particular los estudios de líquido sinovial.

Diagnóstico

HISTORIA CLÍNICA Y PRESENTACIÓN

La presentación de la artritis séptica varía con base en el patógeno, los padecimientos subyacentes o las exposiciones (Cuadro 1).1,2,4-7 La artritis séptica en ocasiones se presenta de manera similar a otros tipos de artritis. Más de 50% de los pacientes con artritis séptica tiene antecedente de tumefacción articular, artralgia y fiebre. Sudaciones y escalofríos son menos frecuentes. Las infecciones en articulaciones naturales ocurren con mayor frecuencia en la rodilla, seguidas de la cadera, hombro, tobillo, codo y muñeca.1 Los pacientes con artritis séptica se presentan con una articulación con dolor agudo atraumático, lo cual lo diferencia de otras causas de artralgia monoarticular (Figura 18-10 y Cuadro 2)1

CUADRO 1
Presentaciones clínicas de artritis séptica
Historia clínica o exposición Compromiso articular Patógeno

Limpiando la pecera

Articulaciones pequeñas (dedos, muñecas) Mycobacterium marinum

Mordida de perro o gato

Articulaciones pequeñas (dedos de manos o pies) Capnocytophaga species, Pasteurella multocida
Exposición a tierra o polvo que contiene madera en descomposición (Norte, Centro y Sur de Estados Unidos) Monoarticular; rodilla, tobillo o codo Blastomyces dermatitidis
Ingestión de lácteos no pasteurizados Monoarticular, articulación sacroiliaca Brucella species
Abuso de drogas intravenosas Articulaciones axiales como la esternoclavicular o la sacroiliaca Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus
Clavo a través del zapato Pie P. aeruginosa
Edad avanzada Aumento de riesgo de infecciones por gram-negativos
Prótesis articular Cualquier prótesis articular Estafilococos coagulasa-negativos, Pseudomonas especie, Pneumococcus especie
Vida sexual activa Componente tenosinovial en manos, muñecas o tobillos Neisseria gonorrhoeae
Exposición a tierra/jardinería Monoarticular; rodilla, mano o muñeca i Nocardia especie, Pantoea agglomerans, Sporothrix schencki
Suroeste de Estados Unidos, Centroamérica y Sudamérica (enfermedad respiratoria primaria) Rodilla Coccidioides immitis
Enfermedades subyacentes    
Diabetes mellitus o inmunocompromiso
Aumento de riesgo de infección micótica (con mayor frecuencia Candida), Pseudomonas y Escherichia coli
Gota
Aumento de riesgo de Pseudomonas y E. coli
Artritis reumatoide
Oligoarticular (también denominada poliarticular) Aumento de riesgo de infección micótica (con mayor frecuencia Candida) e infecciones por neumococos
Lupus eritematoso sistémico (en particular con hipoesplenismo
Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos