MAYO 2022 ­

Hepatitis C: diagnóstico y tratamiento

David L. Maness, DO, MSS; Elly Riley, DO; y Grant Studebaker, MD
University of Tennessee Family Medicine Residency Program, Jackson, Tennessee

Las recomendaciones de detección y las directrices de tratamiento para la infección por virus de la hepatitis C (HCV, hepatitis C virus) se actualizaron. Las personas en mayor riesgo de infección por HCV son aquellas que tienen 18 y 39 años de edad y quienes usan drogas inyectadas. Se recomienda la detección universal con la prueba de anticuerpo anti-HCV con seguimiento mediante una prueba de reacción en cadena de la polimerasa del RNA del HCV refleja, en busca de resultados positivos para confirmar enfermedad activa, por lo menos una vez en todos los adultos mayores de 18 años y durante cada embarazo. Toda persona con factores de riesgo debe hacerse detección en forma periódica mientras persista la conducta de riesgo. Se recomienda una detección única para pacientes menores de 18 años de edad con factores de riesgo. Para el tratamiento de adultos que no han recibido tratamiento previo, que no tienen cirrosis o con cirrosis compensada, un régimen de tratamiento simplificado que consiste en ocho semanas de glecaprevir/pibrentasvir o 12 semanas de sofosbuvir/velpatasvir, provoca tasas de curación mayores de 95%. El RNA del HCV no detectable a las 12 semanas después de completar el tratamiento, se considera curación virológica (es decir, respuesta viral sostenida). Una respuesta viral sostenida se relaciona con una menor mortalidad por toda causa y mejora las manifestaciones hepáticas y extrahepáticas, la función cognitiva, la salud física, la productividad laboral y la calidad de vida. En pacientes con cirrosis compensada, la vigilancia después del tratamiento en busca de carcinoma hepatocelular y várices esofágicas debe incluir una ultrasonografía abdominal (con o sin alfafetoproteína) cada seis meses y una endoscopia superior cada dos a tres años. En ausencia de cirrosis, no se recomienda ningún seguimiento hepático. (Am Fam Physician. 2021; 104(6): 626-635. Copyright © 2021 American Academy of Family Physicians.)

La infección por virus de la hepatitis C (HCV), una enfermedad sistémica multifacética diagnosticada y tratada de manera insuficiente, tiene una fase crónica prolongada con manifestaciones hepáticas y extrahepáticas que se calcula que afecta a 3.7 millones de personas en Estados Unidos.1-5 Desde 2010 hasta 2018, la incidencia de infección por HCV entre personas de 18 a 39 años de edad se cuadruplicó debido a la epidemia de opioides y el aumento relacionado en personas que utilizan drogas inyectadas.1-8 En el mundo, se ha diagnosticado a menos de 5% de las personas con HCV, y menos de 1% ha recibido tratamiento.1,6,7

 

Contenido adicional en Ir_al_sitio.
Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes
Información para el paciente: en Ir_al_sitio está disponible un folleto sobre este tópico.

La Organización Mundial de la Salud y las National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine han desarrollado estrategias para eliminar el HCV para el año 2030.1,6,7 Las estrategias incluyen ampliar la detección, mejorar el acceso a tratamiento adecuado y medicamentos altamente efectivos de acción antiviral directa.1,6,7 Estados Unidos no va al ritmo planeado para cumplir con este objetivo.1,4,6,7 Los cálculos para 2018 indicaron que 52% de las personas en Estados Unidos estaba consciente de su enfermedad y 37% había recibido tratamiento.4 Las barreras actuales para acceder al tratamiento incluyen la naturaleza asintomática de la HCV crónica, falta de acceso a la atención especializada, el alto costo del tratamiento, las directrices de las aseguradoras que requieren etapas avanzadas de fibrosis hepática antes de aprobar la terapia, los requerimientos en cuanto al uso de sustancias y de sobriedad y las restricciones impuestas a quien prescribe el tratamiento (Ir_al_sitio).1,6-15

Transmisión

En Estados Unidos, el uso de drogas inyectadas provoca cerca de 60% de las infecciones agudas por HCV.1,2,8,15 Los varones que tienen sexo con varones (en particular personas con VIH o quienes tienen coito anal sin protección), transmisión perinatal y exposición a hemoderivados antes de 1992, son otras fuentes.2,8,15,16 La exposición nosocomial (p. ej., hemodiálisis, punciones venosas) y exposición cosmética (p. ej., tatuajes, perforaciones) son vías de transmisión menos probables si se siguen las prácticas estándar de control de infección 8,15 (Cuadro 1). 2,8,15-18

CUADRO 1
Factores de riesgo de infección por virus de la hepatitis C
Exposición comunitaria

Encarcelamiento
Lactantes nacidos de personas con infección por virus de la hepatitis C
Uso de drogas inyectadas
Varones que tienen sexo con varones (en particular personas con VIH o quienes tienen coito anal sin protección)
Exposición percutánea o parenteral en un ámbito no regulado con prácticas deficientes de control de infección

Exposición hospitalaria

Hemodiálisis prolongada
Lesiones por punción mediante aguja
Recepción de concentrado de factor coagulante concentrado en Estados Unidos antes de 1987
Transfusión de hemoderivados antes de 1992
Otros
Infección por VIH o hepatitis B
Persona con vida sexual activa que inicia profilaxia para VIH antes de la exposición
Hepatopatía crónica inexplicable que incluye enzimas hepáticas anormales (elevadas en forma leve, intermitente o en forma importante)

Información de las referencias 2, 8 y 15 - 18.

 

LO QUE HAY DE NUEVO SOBRE ESTE TÓPICO
Infección por HCV
De 2010 a 2018, la incidencia de infección aguda por HCV en personas de 18 a 39 años de edad se cuadruplicó debido a la epidemia de opioides y el aumento relacionado en las personas que se inyectan drogas.
En Estados Unidos, sólo 52% de los 3.7 millones de personas que tienen infección crónica por HCV, está consciente de su enfermedad y sólo 37% ha recibido tratamiento.
La U.S. Preventive Services Task Force y los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan una detección única en busca de infección por HCV en adultos de 18 a 79 años de edad y detección periódica en adultos con factores de riesgo continuos.
El American College of Obstetricians and Gynecologists recomienda hacer detección en todas las mujeres embarazadas en busca de infección por HCV durante cada embarazo.
HCV = virus de la hepatitis C (hepatitis C virus).

Detección

Los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan la detección universal de HCV, por lo menos una vez en todos los adultos de 18 años de edad y mayores, así como durante cada embarazo, excepto en ámbitos en los que la prevalencia de infección por HCV (HCV

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos