MARZO 2020 ­

Úlceras varicosas: diagnóstico y tratamiento

Susan Bonkemeyer Millan, MD; Run Gan, MD; y Petra E. Townsend, MD
University of Florida Health Wound Care and Hyperbaric Center y University of Florida College of Medicine, Gainesville, Florida

Las úlceras varicosas son el tipo más frecuente de úlceras crónicas en las extremidades inferiores; y afectan a 1 a 3% de la población estadounidense. Se cree que la hipertensión venosa provocada por el reflujo venoso (incompetencia) u obstrucción es el mecanismo subyacente principal en la formación de la úlcera varicosa. Los factores de riesgo del desarrollo de úlceras varicosas incluyen, edad de 55 años o más, antecedentes familiares de insuficiencia venosa crónica, índice de masa corporal elevado, antecedente de embolia pulmonar o trombosis de vena superficial/profunda, patología esquelética o articular en extremidades inferiores, mayor número de embarazos, antecedentes de úlceras en los tobillos en los padres, inactividad física, antecedente personal de úlceras, lipodermatoesclerosis grave y reflujo venoso en las venas profundas. Los signos de mal pronóstico en cuanto a la cicatrización incluyen úlcera con una duración mayor de tres meses, longitud inicial de la úlcera de 10 cm o más, presencia de arteriopatía de extremidad inferior, edad avanzada e índice de masa corporal elevado. En la exploración física, las úlceras varicosas son, por lo general, irregulares y poco profundas, con bordes bien definidos y a menudo se localizan en las prominencias óseas. En ocasiones, están presentes signos de flebopatía, como venas varicosas, edema o dermatitis varicosa. Otros hallazgos relacionados incluyen telangiectasias, corona flebectásica, atrofia blanca, lipodermatoesclerosis y deformidad de la porción inferior de la pierna en botella de champaña invertida. Las úlceras varicosas crónicas impactan de manera significativa la calidad de vida. Entre las complicaciones graves se incluyen infección y cambio maligno. La evidencia actual apoya el tratamiento de las úlceras varicosas con terapia de compresión, ejercicio, apósitos, pentoxifilina y productos tisulares. Debe considerarse la referencia a un subespecialista de heridas para las úlceras que son grandes, con una duración prolongada o refractarias a las medidas conservadoras. La ablación venosa temprana y la intervención quirúrgica corrigen el reflujo venoso superficial, mejoran la cicatrización y disminuyen las tasas de recurrencia. (Am Fam Physician. 2019; 100(5):298-305. Copyright © 2019 American Academy of Family Physicians.)

Las úlceras varicosas son lesiones cutáneas abiertas que ocurren en un área afectada por hipertensión venosa.1 La prevalencia de las úlceras varicosas en Estados Unidos va de 1 a 3%.2,3 En Estados Unidos, 10 a 35% de los adultos tiene insuficiencia venosas crónica, y 4% de los adultos de 65 años o más tiene úlceras varicosas.4 Los factores de riesgo para las úlceras varicosas incluyen edad de 55 años o más, antecedentes familiares de insuficiencia venosa crónica, índice de masa corporal elevado, antecedente de embolia pulmonar o trombosis venosa superficial/profunda, patología esquelética o articular de extremidades inferiores, mayor número de embarazos, antecedentes de úlceras de los tobillos en los padres, inactividad física, antecedentes personales de úlceras, lipodermatoesclerosis grave (paniculitis que provoca induración o endurecimiento de la piel, aumento de la pigmentación, tumefacción y enrojecimiento) y reflujo venoso en las venas profundas.5 Los signos de mal pronóstico en cuanto a la cicatrización incluyen duración de la úlcera por más de tres meses, longitud de la úlcera de 10 cm o más, presencia de arteriopatía en la extremidad inferior, edad avanzada e índice de masa corporal elevado.6

Las complicaciones de las úlceras varicosas incluyen infección y cánceres de la piel como carcinoma espinocelular.7,8 Las úlceras varicosas son una causa importante de morbilidad y llegan a provocar altos costos médicos.3 El impacto personal y económico incluye consultas frecuentes a instituciones de atención a la salud, pérdida de productividad, aumento de discapacidad, molestia, necesidad de cambios de apósitos y hospitalizaciones frecuentes. En un estudio, los pacientes con úlceras varicosas utilizaron más recursos médicos que quienes no las padecían, y su gasto anual de salud por paciente, aumentó $6,391 dólares para quienes tienen Medicare y $7,030 dólares para quienes tienen un seguro de gastos médicos privado. Las personas con úlceras varicosas que tienen empleo faltan al trabajo cuatro días más que quienes no tienen úlceras varicosas (29% de aumento en los costos por pérdida laboral).9

  Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education).
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes.
Información para el paciente: en Ir_al_sitio está disponible un folleto sobre este tópico.

Fisiopatología

La hipertensión venosa se define como un aumento de la presión venosa provocado por reflujo venoso u obstrucción. Se cree que este proceso es el mecanismo principal que subyace para la formación de la úlcera.10 La disfunción valvular, la obstrucción del flujo de salida, malformación arteriovenosa y la falla de la bomba de los músculos de la pantorrilla contribuyen a la patogenia de la hipertensión venosa.8 Los factores relacionados con incompetencia venosa son edad, sexo, antecedentes familiares de úlceras varicosas, obesidad, flebitis, lesión previa en la pierna y permanecer de pie o sentado durante tiempo prolongado.11 Las úlceras

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos