ABRIL 2020 ­

Acné vulgar: diagnóstico y tratamiento

Linda K. Ogé, MD; Alan Broussard, MD; y Marilyn D. Marshall, MD
Louisiana State University Health Sciences Center - University Hospital and Clinics, Lafayette, Louisiana

El acné vulgar es la dermatosis crónica más prevalente en Estados Unidos, ya que afecta a casi 50 millones de personas por año, sobre todo adolescentes y adultos jóvenes. Las secuelas posibles del acné, como formación de cicatrices, cambios de pigmentación y baja autoestima, provocan morbilidad importante. Las lesiones típicas del acné incluyen los folículos pilosebáceos y los procesos interrelacionados de la producción del sebo, la colonización por Cutibacterium acnes (antes denominada Propionibacterium acnes) y la inflamación. El acné se clasifica en leve, moderado o grave, con base en el número y tipo de lesiones cutáneas. Se dispone de múltiples agentes y formulaciones para su tratamiento, y cada agente se enfoca en un área específica dentro de la patogenia del acné. La selección del tratamiento se basa en la gravedad de la enfermedad, la preferencia y tolerabilidad del paciente. Los retinoides tópicos están indicados para el acné de cualquier gravedad o para la terapia de mantenimiento. Los antibióticos sistémicos y tópicos deben utilizarse sólo en combinación con peróxido de benzoílo y retinoides y durante un máximo de 12 semanas. La isotretinoína se utiliza para acné recalcitrante, grave. Debido al riesgo de teratogenicidad, los pacientes, farmacéuticos y quienes dan las recetas deben registrarse en el programa de manejo de riesgo según mandato de la U.S. Food and Drug Administration, iPledge, antes de implementar la terapia con isotretinoína. Existe poca evidencia para las modalidades físicas (p. ej., terapia con láser, terapia lumínica, dermoabrasión química) y las terapias complementarias (p. ej., veneno purificado de abeja, dieta de baja carga glucémica, aceite de Melaleuca alternifolia, [árbol de té]); Por lo tanto, se requieren más estudios. (Am Fam Physician. 2019;100(8):475-484. Copyright © 2019 American Academy of Family Physicians.)

El acné vulgar es la dermatosis crónica más prevalente en Estados Unidos, que afecta a casi 50 millones de personas.1 El acné es más frecuente en los adolescentes y adultos jóvenes, pero en ocasiones persiste hasta la cuarta y quinta década de la vida con un costo de tres mil millones de dólares. Las secuelas del acné incluyen formación de cicatriz, cambios en la pigmentación de la piel, depresión, ansiedad y baja autoestima. Los cálculos específicos de prevalencia de enfermedades concomitantes varían y es necesario hacer más estudios.2,3

  Este contenido clínico se ajusta a los criterios de la AAFP para educación médica continua (CME, continuing medical education)
Revelación del autor: sin afiliaciones financieras relevantes.
Información para el paciente: en Ir_al_sitio está disponible un folleto sobre este tópico.

Patogenia

El acné vulgar es una enfermedad crónica que se origina en los folículos pilosebáceos. Están involucrados cuatro procesos interrelacionados: producción excesiva de sebo, desprendimiento anormal del epitelio folicular, colonización folicular con Cutibacterium acnes (antes denominado Propionibacterium acnes), e inflamación.4-6

La producción excesiva de sebo es el resultado del aumento de producción de andrógenos o una sensibilidad mayor de las glándulas sebáceas a las concentraciones normales de andrógenos.7 La vía de activación inflamatoria es evidente en todas las etapas de la progresión del acné.7 Es posible que exista un componente genético en el acné.8 Ciertos alimentos y bebidas, en particular aquellos con un índice glucémico alto (p. ej., bebidas azucaradas, alimentos ricos en almidón, alimentos altamente procesados) y leche descremada, parecen afectar la gravedad del acné.9,10 Otros factores que en ocasiones están involucrados en el desarrollo o la progresión del acné, incluyen el estrés psicológico, humo de tabaco y piel dañada o enferma.9-13

SORT (Strength of Recommendation Taxonomy): RECOMENDACIONES CLAVE PARA LA PRÁCTICA
Recomendación clínica Calificación de la evidencia Comentarios
Los retinoides tópicos deben utilizarse como monoterapia para el acné leve con comedones y en combinación con otros agentes orales o tópicos para el acné inflamatorio moderado a grave.1,14,17,20-22 B Evidencia limitada orientada al paciente proveniente de estudios comparativos con asignación aleatoria y consenso de expertos

Los retinoides tópicos deben utilizarse para la terapia de mantenimiento una vez logrados los objetivos del tratamiento y cuando ya se suspendieron los agentes orales.1,17,20-23

C Revisiones narrativas y consenso de expertos
Deben utilizarse los antibióticos sistémicos para el tratamiento de, acné inflamatorio moderado a grave.1,23 B Revisión sistemática de estudios heterogéneos
La isotretinoína oral debe utilizarse para el tratamiento del acné nodular grave o refractario en adultos y adolescentes.1,29 B Revisión sistemática y metaanálisis de estudios sin asignación aleatoria
Los anticonceptivos orales combinados deben considerarse para mujeres después de la menarquia que no respondieron o no toleraron las terapias anteriores, para la relación temporal de los brotes de acné con la menstruación o para mujeres con signos y síntomas de hiperandrogenismo (acné, hirsutismo, oligomenorrea).1,34 A Revisión de Cochrane de estudios comparativos con asignación aleatoria con hallazgos consistentes
A = evidencia consistente, de buena calidad, orientada al paciente; B = evidencia sin consistencia o de calidad limitada, orientada al paciente; C = evidencia de consenso, orientada a la enfermedad, práctica usual, opinión experta, o serie de casos. Para información sobre el Sistema de calificación de la evidencia SORT ir a Ir_al_sitio

Clasificación

Las lesiones de acné suelen ocurrir en la cara, tórax o parte superior de la espalda. Las lesiones son comedones no inflamatorios cerrados (es decir, pápulas formadas por la acumulación de sebo/queratina dentro del folículo piloso; también denominadas barros (pústulas); comedones abiertos (es decir, distensión del folículo pilosos con tapones de queratina hasta apertura del folículo, lípidos de oxidación y depósito de melanina; también denominados espinillas); o pápulas inflamatorias, nódulos, pústulas

Leer más

VISITA NUESTRO BLOG

IR AL BLOG
img

Atención Médica® News

Información exclusiva para médicos